Tu bolsa de compras
Item agregado. Item actualizado. Item removido. No hay más en stock. Ingresaste un valor incorrecto.

No hay productos en el carrito.

Ir a la tienda
Tu bolsa de compras
Item agregado. Item actualizado. Item removido. No hay más en stock. Ingresaste un valor incorrecto.

No hay productos en el carrito.

7 Cosas que puedes hacer para aprovechar el pan frío

Como siempre, exageramos en la compra del desayuno de domingo y luego tienes una gran bolsa de pan duro. Aquí te mostramos algunas alternativas para que no desperdicies nada
A nadie le gusta desperdiciar los alimentos. Y aunque no lo creas, el reciclaje de comida es una opción viable con un poco de originalidad y buena sazón. Por ejemplo, se puede sacar provecho sin gran esfuerzo del pan que queda de días anteriores. No importa si es integral, baguette, francés, ciabatta o de molde: nada se desperdicia. La Marketina te da algunas alternativas ricas para emplear este insumo en tu cocina diaria.
1. Crutones
Ideales no solo para las cremas, sino también para preparar ensaladas originales y satisfactorias, si eres de los que recién se están habituando a comer verduras. El ejemplo clásico es la ensalada César.
2. Budín
Este es el postre por excelencia para usar el pan viejo. Un antojo dulce bien consistente para la hora de la refacción.
3. Bocado de la Reina
Este es otro postre que está a base de pan viejo. Es delicioso y a toda la familia le va a encantar. Incluso puedes hacer cupcakes para ponerlos en la lonchera.
4. Panitos tostados
Puedes servir canapés a tus invitados con el pan que quedó de la mañana. Corta unas cuantas rebanadas de pan de molde en porciones pequeñas y luego tuéstalas para preparar bocaditos delicados. También puedes aprovechar el baguette que ya perdió su textura.
5. Tostadas francesas
Un antojo dulce para tener un desayuno diferente. Si el fin de semana no tienes ganas de ir por el pan, utiliza el de molde que te quedó de la semana para preparar unas exquisitas tostadas francesas con canela y mermelada.
6. Miga de pan
Ralla el pan que te sobró de la semana y úsalo para migar carnes o croquetas. Es un poco más trabajoso que usar el pan molido que viene listo, pero también mucho más económico y responsable con nuestro consumo de alimentos.
7. Sopas y guisos
No solo puedes tostar, rallar u hornear el pan frío. También puedes remojarlo para preparar exquisitas sopas, como una sopa de cebolla a la francesa.

REFERENCIA: www.elcomercio.pe
mercadeosmp
No hay comentarios
16/05/2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

calendar-fullcrosschevron-up